Estado Plurinacional de Bolivia

Basílica de San Francisco de Charcas

Basílica de San Francisco de Charcas

La Basílica de San Francisco de Charcas es una de las iglesias más representativas de Sucre, porque está llena de cuadros coloniales, tiene una exposición de vírgenes de distintos países y el techo está lleno de púas. Fue restaurado para la llegada del papa Juan Pablo II. Cuenta con amplios ventanales que dejan ver el Museo de Historia Militar. Se encuentra ubicada a una cuadra de la plaza principal y los arcos que de ella provienen y llegan hasta la calle asombran a los visitantes.

El templo fue protagonista del Grito Libertario del 25 de mayo de 1809, primera revolución latinoamericana del siglo XIX, seguida al año siguiente por las de Buenos Aires, Chile y México. Sobre la torre de San Francisco, se golpeó la campana hoy llamada «Campana de la Libertad» en su homenaje.

Arquitectura

La Basílica de San Francisco de Charcas es una iglesia del clásico estilo de influencia barroca, pero de decoración mínima y muros pintados de blanco con cal que es representativo de la arquitectura colonial latinoamericana. El templo es de una sobriedad notable en cuanto a sus muros internos y a la ornamentación de la fachada, mientras el lujo se concentra en los retablos.

Posee una nave central y una lateral, tanto por ello como por la notable diferencia entre sus dos torres, es un templo completamente asimétrico tanto visto desde fuera como por dentro. Hacia uno de los laterales linda con la calle Aniceto Arce, mientras hacia el otro una puerta comunica la iglesia directamente con el patio del antiguo convento franciscano, hoy ocupado por el Ejército de Bolivia.

San Francisco sigue la estructura común a los templos católicos según las ideas del siglo XVI: un atrio para la congregación de fieles, una Puerta principal que representa el ingreso a la Salvación y al cuerpo de Cristo, una nave central como camino del pueblo cristiano a la Salvación, un primer arco desde donde se escucha la Palabra de Dios y un segundo que representa la Redención.

Los retablos, lujosos y dorados a la hoja, son originales del siglo XVIII y de decoración muy cargada característica del barroco. Por otra parte, la iglesia se destaca por el artesonado de su techo a dos aguas, realizado en madera y pintado de colores intensos y de dorado. De lado de la calle Arce, las imágenes poseen sus propias capillas en nichos dentro del muro, mientras que del lado del convento los retablos están colocados directamente sobre la nave central y no poseen espacio para la oración de los fieles.

Información

  • Dirección: Aniceto Arce, Sucre, Bolivia
  • Teléfono: +591 4 6435240

Mapa: Basílica de San Francisco de Charcas

¿Y tú que opinas?