Estado Plurinacional de Bolivia

Museo Simón I. Patiño

Museo Simón I. Patiño

El Museo Simón I. Patiño se encuentra ubicado en la ciudad de Oruro, en la calle Soria Galvarro Nro. 5755, entre las calles Ayacucho y Cochabamba, depende de la Casa de la Cultura de la Universidad Técnica de Oruro. Es uno de los ejemplos más representativos de una residencia de la élite minera de principios del siglo XX. Como su nombre lo señala perteneció al industrial boliviano, Simón Iturri Patiño y su familia.

Uno de los Barones del Estaño, destacó en la industria minera logrando un control de las reservas mundiales de estaño. Nacido en K’arasa, Cochabamba (1860), contrajo matrimonio con la dama orureña, Albina Rodríguez, con quien tuvo cinco hijos: René, Antenor, Graciela, Elena y Luzmila. Esta familia habitó la hermosa residencia hasta 1912, año en el que emigraron a Alemania.

Historia

Fue construida entre 1900 y 1903 por arquitectos franceses, se adscribe al estilo neoclásico de la época.

  • Consta de dos plantas que han sido conservadas íntegramente.
  • Una Hermosa escalera en forma de T, da acceso a la planta alta. Plagada de cuadros importados de Francia y Alemania, cada una de las habitaciones, se hallan increíblemente conservadas.
  • La amplia sala de visitas cuenta con muebles franceses, cortinas, alfombras, arañas, empapelado de las paredes, todo de una sorprendente belleza y fino acabado. De interesante factura es la silla «confidet» (tú y yo), destinada a la conversación íntima de las parejas.
  • Las habitaciones ostentan hermosas pinturas de la pareja, realizadas por el pintor Abelino Nogales.
  • El comedor de estilo neoclásico, la sala de juegos para caballeros y la sala de costura para damas, muestra la cultura patriarcal imperante.
  • El sorprendente salón de música, con un orquestón traído desde Alemania, dos pianos, vitrola, violonchelo, discos de tambor originales de la época, armarios de pared estilo Luís XVI, sillas bañadas en pan de oro y una magnifica chimenea de marfil, nos señalan la excelente posición económica de Patiño. Una cocina dotada de un refrigerador, quizá el primero que llegó a Bolivia.
  • Los baños, con artefactos sanitarios, para varón, mujer y niños, en la que destaca el bidet de Doña Albina y la bacinica de Antenor. La capilla privada y su oratorio, muestra la fe católica de los potentados.
  • La farmacia o botica, esencial para atender la salud de los niños. La alcoba y los dormitorios, son sorprendentes, dotados de lo mejor en muebles y calefactores a bulbo para combatir el frío glaciar de esa ciudad. Lo único que no encontramos en ese palacete, son libros, lo que constata la aversión del magnate hacia la lectura.
  • La colección de fotografías que adornan la casa requiere mención aparte, pues retrata la realidad de Oruro así como de las minas que pertenecieron a la familia.

Gracias a sus registros, fotógrafos como Nemesio García, los Hnos. Valdez, A. Sterling y Carlos Portillo, destacan como verdaderos artistas y profesionales, que han dejado legado invaluable, en un testimonio que muestra la cruda realidad de la época: boato para un puñado de industriales, pobreza extrema de sus trabajadores y ansias de progreso y superación de su población civil.

¿Cómo llegar?

El Museo Simón I. Patiño se encuentra en plena ciudad de Oruro entre las calles S. Galvarro y Ayacucho.

Mapa: Museo Simón I. Patiño

Video: Museo Simón I. Patiño

¿Y tú que opinas?